Los huracanes Iota y Eta han causado que millones de personas pierdan sus hogares en Centroamérica. Muchas infraestructuras han sido enormemente dañadas. Muchas personas no han podido regresar a sus áreas de vivienda debido a los escombros y la devastación. Con su apoyo, juntos podremos ayudar a reconstruir y asistir a estas familias.